Esta pizza esconde un secreto...

Actualizado: jun 14



Nos lanzamos en esta ocasión con una receta que además esconde un secreto. ¿Quieres descubrirlo?


En Maia quesos lo tenemos claro, tenemos claro que debemos cuidar de nuestra salud, tenemos claro que debemos promover un consumo responsable y de cercanía, con el fin de cuidar de nuestro entorno. Por estas razones, os proponemos esta saludable y deliciosa receta.


Sin ir más lejos, de nuestra huerta, hemos utilizado alguno de los siguientes ingredientes para elaborar esta sorprendente base de pizza:


1 coliflor pequeña (de la huerta de Maia)

1 huevo

200 gr de queso rallado Muzarella hebra Maia

200 gr de queso rallado Muzzalone hebra Maia

Tomate frito triturado

1 poco de sal

Mucho orégano


Una vez listos los ingredientes, pasamos a la elaboración que es muy sencilla.


Se limpia la coliflor y la vamos desflorando para rallarla, lo más fácil y rápido es rallarla con una picadora. Cuando la tengáis toda rallada tendréis como una masa que hay que pre cocinar.


Aunque no somos muy amigos del microondas, en esta receta hacemos una excepción… Metemos la masa rallada en un cuenco de cristal, a máxima potencia unos 8 minutos aproximadamente.


Mientras la coliflor está cocinando, colocar papel de horno en una bandeja e ir precalentándolo a 180º.


Transcurridos los 8 minutos, mezclamos la coliflor con el huevo, con los 200 gr de queso rallado Muzarella hebra Maia. Muy importante, lo mezclamos rápidamente para que No se nos cocine el huevo. Si queréis podéis añadir un poquito de sal.


Veréis que se crea un masa homogénea. Extender la masa en la bandeja. Podéis esparcirla según el tamaño de la bandeja y de la cantidad de masa que tengáis. Yo suelo recubrir la bandeja entera.




¡Metemos al horno nuestra base de pizza de coliflor! Alrededor de unos 15-20 minutos. ¿Cómo sabemos que está lista? Cuando veáis que se está dorando, ojo no quemando.



La sacamos del horno y ya tenemos nuestra base lista para añadir los ingredientes que más nos gusten.


Extendemos el tomate frito, espolvoreamos un poco de orégano, añadimos los 200 gr de queso rallado Muzzalone hebra Maia, nosotros que somos muy queseros, a los 200 gr de Muzzalone lo mezclamos con Muzarella hebra Maia. Cuanto más queso, más rico.




Volvemos a espolvorear orégano al queso y, Personalizamos nuestra pizza con: tomatitos cherries cortados por la mitad, champiñones, rodajas finas de pimiento rojo, bacón, jamón, aceitunas, etc. Todas estas propuestas las hemos probado y os aseguramos que están para chuparse los dedos.


Una vez que la tengáis lista, de nuevo al horno unos 5-10 minutos para que se cocinen los ingredientes y se gratinen los quesos.




Ya sabéis cuál es el secreto de nuestra pizza, su base no es de harina sino de coliflor. Cuando la probéis no notaréis la diferencia en el sabor, ni casi, casi en la textura, es incluso apta para aquellos que no les guste la coliflor ¿Os atrevéis a probarla?



Entradas Recientes

Ver todo